top of page

Por qué necesitas meditar



Los efectos secundarios de la meditación son positivos e innumerables. Los estudios han demostrado que quienes meditan con regularidad reducen las enfermedades, el estrés y la necesidad de descanso.


Pero una de las razones más convincentes para meditar es que el proceso de meditación en sí es sublime. La meditación no depende del resultado, pero el acto de meditación en sí es maravilloso, transportando a uno a un estado de satisfacción y conciencia tranquila durante el entrenamiento de la meditación en sí, no sólo al final del entrenamiento. En realidad, debido a que los medios equivalen al fin, el entrenamiento no tiene principio ni nunca termina.


Todos nosotros en los tiempos modernos experimentamos un ataque constante de estrés. Somos bombardeados por energías no deseadas en forma de televisión, contaminación acústica, discusiones y gente enojada o envidiosa. Para contrarrestar esta fuerza enormemente abrumadora de negatividad y angustia, necesitamos un poder superior, reunido dentro de nosotros mismos; y la meditación nos conecta con esta reserva interna de energía limpiadora e iluminadora.


En tiempos pasados, la naturaleza rodeaba a las personas en sus rutinas diarias y rituales de existencia. No hubo vibraciones sonoras artificiales de teléfonos o maquinaria; no hubo tensiones ni enfermedades resultantes de las complejidades industriales urbanas. Se oía el sonido del agua, el zumbido del viento, la belleza de las estrellas en el cielo y el olor de la tierra. Había ritmos naturales en todos los aspectos de la vida, cuando las personas plantaban semillas, las convertían en alimentos y, al observar los ciclos de la naturaleza, sentían una conexión con ellos. Hoy en día podemos vivir toda nuestra vida sin tener contacto directo con la naturaleza. Vivimos en climas controlados artificialmente, recolectamos alimentos en restaurantes de comida rápida o en tiendas donde se envasa en una fábrica; invitamos a un divorcio total de nosotros mismos de nuestros orígenes naturales y de nuestro ritmo de vida orgánico y original.


La meditación nos permite un método fácil, conveniente y portátil para entrar en esos ritmos y estéticas naturales perdidos, cerrando el mundo que nos rodea, soltando nuestros cuerpos y limpiando la mente de todo el estrés artificial que acumula, consciente o inconscientemente, durante el proceso. curso de vidas.


La meditación no cuesta nada, no tiene efectos secundarios dañinos y no agrega calorías ni colesterol a su cuerpo. Tampoco es adictivo en el sentido de las drogas y el alcohol. Pero sí proporciona a quienes lo practican una elevada sensación de bienestar, a menudo comparada con un subidón natural más potente que el inducido por drogas, y este componente de la meditación se puede aprovechar plenamente para obtener beneficios positivos y saludables.


El cuerpo humano es una creación compleja, y en el cerebro el cuerpo produce naturalmente drogas que son cientos de veces más poderosas que los narcóticos farmacéuticos. Mientras uno medita, el cuerpo secreta misteriosas hormonas y sustancias químicas que en realidad proporcionan una increíble oleada de energía y felicidad, y este es sólo uno de los sorprendentes efectos secundarios de la práctica de la meditación.


La meditación es cosas diferentes para diferentes personas. Algunos lo utilizan en lugar de la psicoterapia o además de ella. Otros lo encuentran más valioso como herramienta para mejorar el rendimiento deportivo o laboral y para aumentar la memoria y otras funciones mentales. Algunas personas confían en él para ayudarles a lidiar con el dolor o las secuelas de un trauma o tragedia, y para recuperar la satisfacción y el aprecio por las bellezas de la vida. Y hay quienes utilizan la meditación como herramienta creativa para inspirarse en las artes. La meditación nos proporciona un vigor, energía sexual y calma más fuertes y sostenibles, ya que proporciona un descanso comparable al sueño profundo y excepcionalmente reparador.

Hay innumerables razones para meditar, y una forma de hacer del mundo un lugar mejor, más pacífico y armonioso es que todos dediquemos un tiempo de nuestras vidas estresantes para hacer una pausa y beber del oasis mental de la práctica de la meditación.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page