top of page

Incorporación del Qigong en un plan de atención médica integral



El Qigong puede convertirse en una ayuda importante para mejorar la salud general de manera holística. Al aspirar a una salud integral, uno debe pensar en mejorarse espiritual, física, emocional y mentalmente. Se ha descubierto que el Qigong afecta positivamente todos los aspectos de la salud, en la mente, el cuerpo y el espíritu, el sello distintivo de la filosofía de la medicina holística.


El Qigong es una práctica para mejorar la salud y el bienestar cuando los movimientos se realizan de forma lenta y meditativa. En los tiempos modernos, más de 250 millones de personas en todo el mundo utilizan esta forma lenta de Qigong para la salud y el bienestar.


Debido a que el Qigong se origina en la medicina tradicional china (MTC), la atención se centra en la prevención de "enfermedades" en lugar de tratar enfermedades que ya existen. La visión de la MTC surge de la creencia de que la "enfermedad" ocurre cuando la energía del cuerpo está bloqueada. El Qigong ayuda a liberar este bloqueo para que el Qi fluya libremente por el cuerpo, lo que resulta en salud y bienestar general.


¿Cómo se incorpora el Qigong en un plan de atención integral?


Su plan de atención debe abarcar muchas áreas de su vida, como las descritas anteriormente. Esto significa optar por comer alimentos saludables y eliminar el uso de alimentos salados o azucarados altamente procesados.


Significa dormir lo suficiente para que tu mente pueda asimilar los recuerdos del día anterior.

También significa practicar buenas prácticas de atención médica, como consultar a su médico con regularidad para recibir atención preventiva y elegir ejercicios conscientes como yoga, Qigong y Tai Chi. Estos se suman a todos los aspectos de su salud, incluida la salud espiritual, física, emocional y mental.


Estudios de investigación realizados por investigadores de Asia oriental e investigadores occidentales han descubierto que el Qigong es un buen ejercicio para quienes no están en buena forma, no confían en su destreza física o desean un ejercicio que implique una conexión profunda entre el cuerpo y la mente.


Se ha descubierto que el chigong, con sus movimientos fluidos, respiración y meditación, es útil para muchas afecciones, como la presión arterial alta, el estrés, la depresión, la fibromialgia, la ansiedad, el apoyo a la inmunidad y las enfermedades cardíacas.


Es un medio totalmente natural para calmar la mente y provocar una respuesta de relajación que ayuda a aliviar el estrés diario y, en general, da como resultado que los profesionales puedan afrontar mejor los factores estresantes diarios. Esto se debe principalmente a su enfoque holístico al unir mente, cuerpo y espíritu, donde quienes practican Qigong simplemente pueden dejar que las cosas sean más fáciles que quienes no lo hacen. Con la práctica regular de Qigong se observa un mejor sueño, una actitud más positiva y una menor incidencia de depresión y ansiedad.


Razones importantes para practicar Qigong


El Qigong es una excelente parte de un plan de atención médica integral porque tiene un impacto bajo y puede ser practicado por casi cualquier tipo de persona con buena condición física. Incluso las personas mayores y enfermas pueden practicar Qigong y realizar un buen ejercicio que ayude a equilibrar los factores estresantes del día.


Debido a que tiene sus raíces en la meditación, puede hacer más que una actividad aeróbica típica. Junto con sus beneficios aeróbicos, el Qigong ayuda a calmar la mente, reduce la presión arterial y la frecuencia cardíaca y, al provocar una respuesta de relajación en el cuerpo, ayuda a estar más saludable en el día a día.


En cierto sentido, de media hora a cuarenta minutos de Qigong al día puede cumplir una doble función como ejercicio aeróbico y como ejercicio meditativo. Puede aprender flexibilidad, fuerza y equilibrio general haciendo esta forma de ejercicio y, al mismo tiempo, puede mejorar su sensación de bienestar.


Uno de los beneficios clave de esta antigua práctica es que sus elementos de movimiento, respiración y meditación tratan a la persona en su totalidad, uniendo mente, cuerpo y espíritu.


El Qigong se basa en tener algunas habilidades para meditar mientras realizas tus movimientos de

Qigong para que, al final de la sesión, te sientas renovado y libre de distracciones en tu mente. Para las personas ocupadas, poder hacer un ejercicio físico y consciente como el Qigong puede mejorar sus dificultades físicas y mentales/emocionales con solo treinta minutos al día.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page